Desarrollando una propuesta única de valor

Si le dices a una persona lo que haces y no se emociona, después intentas con 10 personas más y no se emocionan. ¿Qué te hace pensar que el resultado será diferente con 10,000 personas más?

Tienes que saber porque existes y porque las personas te comprarían a ti en lugar de a tu competidor mas cercano.

Necesita descubrir tu UNIQUE SELLING PROPOSITION o USP (Propuesta única de venta).
Pregúntate a ti mismo ¿por qué sigues comprando un café de $50 pesos en Starbucks en lugar de un café de $15 pesos en el Oxxo?

La meta del USP es responder: ¿por qué los clientes tendrían que comprarte a ti, en lugar de tu competencia?

Lo común es utilizar en tu USP calidad y buen servicio, pero eso es parte de una buena práctica, no algo único. Además las personas saben eso DESPUÉS de hacer la compra. Un buen USP está diseñado para atraer prospectos antes de la decisión de compra y no para el después de la venta.

¿Cómo creas tu USP si no hay nada único en tu negocio?

Hay 2 preguntas fundamentales que debes hacerte:
• ¿Por qué deben comprar?
• ¿Por qué deberían comprarte a tí?

Debes obtener respuestas claras, concisas y cuantificables. No respuestas como “somos los mejores ” o “tenemos lo mejor calidad”.

¿Cual es la ventaja única que ofreces? – no tiene que ser el producto en sí. Podría ser la manera del empacado, entrega, soporte o la manera de vender.

Entrar en la mente del cliente

El prospecto rara vez busca lo que vendes, busca el resultado de lo que compra.

Por ejemplo el que compra un reloj de $1,000 pesos quiere algo diferente al que compra uno de $50,000 pesos.

Debemos ubicar que es lo que está buscando nuestro prospecto. Una vez descubierto tendremos nuestro USP. Todo basado en los resultados de lo que nuestros prospectos buscan obtener.