Eligiendo tu Mercado Objetivo – Capítulo 2

Empleando el poder del enfoque

Un nicho es la porción de una sub-categoría firmemente definida. Pensando en un salón de belleza por ejemplo, estaría ubicado en la categoría de salud y belleza, la cual es una categoría  muy amplia.

Un salón de belleza puede ofrecer una amplia variedad de productos incluyendo bronceado, depilación, faciales, masaje, tratamiento de celulitis y muchas cosas más. Si por ejemplo, tomáramos una de esas sub-categorías, digamos tratamiento para la celulitis, ese podría ser nuestro nicho.

Sin embargo podemos ir más allá enfocándonos en el tratamiento para la celulitis para aquellas mujeres que acaban de tener un bebé. Aquí tenemos un nicho aun más estrecho.

¿Por qué  limitamos tanto nuestro mercado?

  1. Tienes un presupuesto limitado, si tu enfoque es muy amplio, tu mensaje se verá diluido y débil.
  2. El otro factor critico es la relevancia. El objetivo de tus anuncios es que tus prospectos digan, “Hey, esto es para mí”.

Si eres una mujer que acaba de tener un hijo y estas preocupada por la celulitis, ¿podría llamar tu atención un anuncio enfocado en este problema en especifico?, por supuesto que sí. Al contrario, un anuncio del salón de belleza con una lista de servicios, podría pasar desapercibido.

Un foco de 100 watts, como los que usamos en casa, ilumina una habitación, en contraste. Un laser 100 watts, corta el acero.  La misma energía pero diferente resultado. Lo mismo pasa con tu marketing.

Dirigirte a un nicho en especifico te convierte en el pez grande dentro de la pecera pequeña. Te permitirá dominar una categoría o ubicación de una manera que sería imposible abarcar en general.

Una vez que domines una categoría, puedes expandir tu negocio buscando otros nichos altamente definidos, productivos y dominarlos también.

El nicho hace que el precio sea irrelevante

Si has sufrido un ataque al corazón, ¿prefieres que te vea un médico general o un cardiólogo especialista?… Ahora que elegiste el cardiólogo (o es lo que la mayoría haríamos), ¿esperas que te cobre más que un médico general?, la respuesta es sí.

El costo de la consulta seguramente será más alta, pero tú no acudes por el precio.

¿Por qué el precio es irrelevante? Eso es lo bueno de servir a un nicho en especifico. Aunque hagas operaciones de corazón abierto o tratamientos para la celulitis, puedes cobrar más por tus servicios, ya que eres un especialista en tu ramo.

Tus prospectos y clientes te verán de manera diferente. A un especialista se le paga bien por resolver un problema en específico de su mercado objetivo.

Averigua porque tu mercado está buscando una solución, y porque te pagaría bien.

Al intentar enfocarte en todos realmente significa que no te estás enfocando en nadie. Por abarcar mucho, matarás lo que te hace especial. Definiendo bien tu nicho, sorprendiendo y dando buenos resultados, te convertirás sin lugar a dudas en un especialista.

Cuando defines a tu mercado objetivo, tú decides a quien quieres excluir.