Los modelos estratégicos

La victoria – finalidad del combate – es entonces consecuencia de la rendición moral del enemigo y será el resultado de:

  1. El incremento de la pérdida física del adversario (mediante el combate).
  2. El incremento de la pérdida moral (como resultado del combate).
  3. La confesión pública de estas desventajas, manifestado por el abandono del proyecto (la capitulación o derrota).

KARL VON KLAUSEWITZ

Ya hemos visto que es fundamental QUERER, PODER y SABER, o lo que es lo mismo: voluntad de vencer, libertad de acción y capacidad de ejecución. Según el grado que tengamos de cada uno de estos componentes se pueden emplear las siguientes modalidades de acción:

Amenaza directa: nuestros medios son muy potentes, el objetivo es modesto y existe amplia libertad de acción. La simple amenaza con estos medios puede llevar al adversario a aceptar las condiciones que le impongamos y a reducir totalmente su libertad de acción.

Presión Indirecta: nuestros medios son escasos para considerarse una amenaza decisiva, el objetivo es modesto y la libertad de acción es reducida. Hay que ejecutar acciones más o menos amenazantes de carácter político, económico o psicosocial.

Acciones sucesivas: nuestros medios son escasos, el objetivo importante y la libertad de acción reducida, se buscará la consecución del objetivo estratégico por una serie de acciones sucesivas. Se puede combinar la amenaza directa y la presión indirecta con acciones de fuerza limitadas en el espacio y en el tiempo.

Lucha Total Prolongada: nuestra libertad de acción es grande y los medios disponibles son escasos. Se obliga al enemigo a un desgaste mediante una lucha constante que le supondrá un mayor esfuerzo que no podrá sostener indefinidamente.

Lucha Frontal: nuestros medios son potentes, el objetivo es importante y la libertad de acción reducida. Se tratará de conseguir el objetivo estratégico mediante un conflicto rápido y violento (guerra relámpago).

PRINCIPIOS ESTRATÉGICOS

Se entiende por principios la base sobre la cual se procede, siendo la estrategia una acción que debe cimentarse en las constantes de acción humana que se resume en el QUERER, PODER y SABER. Querer es un acto de voluntad; poder es un acto de libertad; y saber un acto de capacidad. Por ello los principios estratégicos son tres:

VOLUNTAD DE VENCER

Implica fe en el triunfo, tenacidad para alcanzar el objetivo, aún a costa de las adversidades que se puedan presentar. La voluntad de vencer contesta a ¿qué quiero hacer?

LIBERTAD DE ACCIÓN

Es la facultad de elegir libremente la maniobra estratégica, los medios que han de ejecutarse, la asignación de misiones y orientar la realización de acuerdo con la situación; es la libre facultad para decidir, preparar y realizar, pese a la voluntad y a la actuación del adversario.

Responde a las preguntas ¿Cómo se puede hacer? ¿Quién puede hacerlo? Implica impedir la maniobra adversa y dirigir la propia hacia el objetivo. Siempre se debe buscar conservar la propia libertad y privar al adversario de la suya.

CAPACIDAD DE EJECUCIÓN

Es la adecuación de los medios disponibles y de cuantos elementos intervienen en el conflicto. El uso adecuado de los recursos en el tiempo y el espacio… es la economía de los esfuerzos.

LA DECISIÓN ESTRATÉGICA

Toda acción estratégica consta siempre de tres variables: el espacio, el tiempo, la cantidad y calidad de los medios materiales y morales que definen una situación. Lo esencial es mantener la libertad de acción propia, negar la adversaria y mantener la iniciativa.

El Espacio: Es el área donde se desarrollará la acción estratégica. El espacio puede variar, ampliándose o reduciéndose, llegando incluso a no poder identificarse, como en el desarrollo de una guerra irregular, ya que esta es una guerra sin frentes en la que los dos bandos están entremezclados.

El Tiempo: es decisivo, puede estar a favor o en contra de uno. Está íntimamente ligado al principio de libertad de acción. Este factor implica eficacia y eficiencia en la aplicación de los recursos para conseguir el objetivo preciso.

Fuerzas materiales y morales que definen una situación: Tomando en cuenta el tiempo y el espacio, se evalúan las fuerzas materiales y morales propias y adversas, a fin de decidir qué hacer con las propias. Se pueden concentrar, dispersar, economizar, aumentar o reducir fuerzas.

El factor maniobra

Hay dos tipos: las maniobras ofensivas y las maniobras defensivas. Unas son acciones y otras reacciones a acciones del adversario. Las maniobras ofensivas son: atacar, amenazar, hostigar y perseguir. Las maniobras defensivas son: defenderse, detener, canalizar y contraatacar. En ambos casos se emplea la decepción y simulación.

TIPOS DE ESTRATEGIA

Los factores morales constituyen la cuestión más importante en la guerra, porque los efectos de las fuerzas físicas están completamente fundidos con los efectos de las fuerzas morales, y no pueden separarse.

KARL VON KLAUSEWITZ

La Estrategia Directa

Significa alcanzar el objetivo por el empleo de la fuerza. La confrontación directa se hará de fuerte a fuerte y la decisión deberá producirse en el teatro principal (Clausewitz).

La Estrategia Indirecta

Inspira las formas de conflicto que no buscan directamente el objetivo final mediante el enfrentamiento frontal de las fuerzas, sino mediante procedimientos menos directos, como lo es el orden político, económico y social. Implica explotar lo mejor posible una escasa libertad de acción y obtener el éxito decisivo pese a la limitación de los medios que pueden ser empleados.

Esta estrategia otorga la prioridad al no empleo de la fuerza, sino al contrario, el aspecto social que es de especial peso cuando se trata de luchas ideológicas donde la población es el objetivo fundamental.

Subdivisión de la Estrategia

La estrategia es siempre una por sí misma, pero para su estudio y en según qué facetas del conflicto se puede subdividir en:

  • Estrategia General: Es la cáscara que rodea el núcleo, la política. Sin política no hay estrategia. El papel de la estrategia es definir la misión propia y la combinación de las diversas estrategias específicas: política, económica, social y de empleo de la fuerza.
  • Estrategia Particular o Específica: Es cada una de estas estrategias particulares que la gran estrategia ha concebido, por lo que está directamente subordinada a la primera. Reparte y combina las tareas de las acciones realizadas en las diferentes ramas de actividad del ámbito considerado.
  • Estrategia Operativa: A este nivel se sitúa el punto entre el concepto y la ejecución, es decir, lo que se quiere o se debe hacer y lo que hace posible las condiciones tácticas. El fin de la estrategia operativa es unir los objetivos elegidos por la estrategia particular con las posibilidades determinadas por las tácticas.
  • Estrategia Logística: Es la encargada de producir, mantener y abastecer los medios materiales necesarios para poder contar con todo el poder necesario y enfrentar con éxito el conflicto para conseguir el objetivo deseado. La estrategia logística y operativa se complementan, pues ninguna vale nada sin la otra.