Si confundes a los clientes, los pierdes.

Tu prospecto tiene 3 opciones

  • Comprarte a ti
  • Comprar a la competencia
  • No hacer nada

Necesitas contestar la pregunta de… ¿Por qué debería comprarte a ti?

Vivimos en la era de la información en la cual tenemos que vivir con miles de mensajes todos los días. La importancia de crear tu mensaje de una manera comprensible y que llame la atención de inmediato, nunca ha sido más importante.

¿Puedes explicar tu producto y el beneficio único que ofrece en una frase corta?

Tienes que entender un concepto muy importante: la confusión lleva a la perdida de ventas. Especialmente cuando ofreces un producto o servicio muy complejo. Muchos dueños de empresas creen erróneamente que un cliente confundido buscará más información en su sitio o los contactarán para solicitar más información. Cuando los confundes, los pierdes.

Recuerda que las personas tienen demasiadas opciones e información atacándolas constantemente, y pocas veces tienen la motivación para seguir con un mensaje que les confunde.

¿Cómo destacar cuando vendes algo común?

¿Cómo cobras precios altos por tus productos y servicios mientras tus clientes te dan las gracias?…Destacando.

Cuando hago está pregunta la respuesta más común es «más fácil decir que hacer». Quizás esto es porque, al ser destacado evoques visiones de ser inalcanzables, únicas o creativas, es decir algo que solo hacen los que tienen talento.

El dueño de la cafetería dice, “Yo solo vendo café. ¿Cómo puedo destacar de los demás?” De aquí viene una pregunta que seguramente te has preguntado antes: ¿Cómo puedo destacar de los demás si mi producto es común?.

Cuando hablamos de ser destacado o increíble, no necesariamente quiere decir que el producto o servicio que ofreces sea único. De hecho ser único es un terreno peligroso, difícil y caro. Sin embargo tienes que ser diferente. ¿Cómo el dueño de la cafetería puede ser diferente?…

¿Cuánto más costo servir esté café? Casi cero, salvo algo de práctica del mesero y unos segundos más por taza.

¿Crees que el dueño de la cafetería podría cobrar unos $10.00 pesos más por taza?… Por supuesto. Esos $10.00 pesos de beneficio puro multiplicado por todas las tazas vendidas en un año.

Pero, ¿es el producto único? ¡Para nada! Solo es un poco diferente, lo suficiente para destacar.